Vino & Libros… “Tomate”

Bocetos entradas Mapy-02

 

Tras la lectura y particular “análisis” de un clásico como “Don Juan Tenorio” necesitamos aligerar y refrescar la mente; he escogido en este caso una obra desconocida para muchos pero que desde el principio se intuye amena y rápida, siendo capaz de encandilar al lector casi desde el principio.

¿Me acompañáis?    

TOMATE

¿Quién no ha pensado alguna vez dejarlo todo y rehacer su vida dondequiera que sea haciendo lo que siempre ha soñado?

Este es el argumento principal que desarrolla Julia Stagg en “L´aubergue: un hostal en los Pirineos”, primera parte de “Crónicas de Fogas”, una divertida trilogía llena de “complicaciones” que engancha casi tanto como una buena copa de vino.

Un “intrépido” matrimonio inglés decide dar a su vida un giro de 180º adquiriendo una curiosa propiedad situada en pleno corazón de los Pirineos.

Conocer gente nueva, contemplar paisajes de ensueño, respirar aire puro… Esto pensaron los Webster, una pareja cosmopolita, decidida y preparada para desempeñar un trabajo aparentemente sencillo, cuando decidieron comenzar su aventura en “el país de los mil quesos”, pero no siempre todo lo que parece oro es oro realmente.

Fogas aparenta ser un pueblo “tranquilo” y como cualquier pueblo con esta “peculiar” característica está lleno de secretos, envidias, ambiciones y amables vecinos dispuestos a ayudar en todo momento a dos recién llegados.

 ¡NO HAN PODIDO ELEGIR MEJOR!

La lectura resulta tan evocadora que en cuestión de segundos nos sentiremos transportados a las montañas: percibiremos el frío en los labios y ese olor a humo de chimenea tan característico de nuestros pueblos cuando comienza el otoño y descienden las temperaturas.

Hemos de suponer desde el principio que quedarán inconclusos algunos asuntos de vital importancia pero leyendo lo leído no va a suponer ningún sacrificio comenzar a devorar la segunda parte ¡inmediatamente!.

¿Qué beben los habitantes de Fogas?

Poco dominamos de la cultura francesa en cuanto a bebida se refiere si dejamos a un lado los famosísimos y alabados Borgoña y Burdeos.

Conocer las raíces de un pueblo en su más amplio espectro significa darle alma a aquellas costumbres de las que somos herederos y transmisores; tal vez por esto la autora nombre con especial cariño esos licores de “toda la vida” tan fuertemente arraigados en las tabernas tradicionales galas, en este caso nos da a conocer dos de las bebidas aperitivas más apreciadas por los franceses: pastiskir.

El primero un anís dulce rebajado con agua que suele servirse muy frío, el segundo un cóctel sencillo mezcla de vino blanco y crema de cassis.

Entonces, situando a nuestros protagonistas como alma de este maridaje, con sus distintas y distantes personalidades, y al resto de los vecinos de Fogas como un armonioso conjunto de esencias, sensaciones e impresiones ¿con qué vino podríamos equiparar esta obra?

En esta ocasión tomaremos como referente la DO Rioja y como estandarte a dos de sus uvas más nobles: tempranillo y garnacha.

Los viñedos riojanos, ubicados a ambos márgenes del río Ebro, se extienden también por algunas zonas del sur de Álava y Navarra, beneficiándose de climas y suelos muy diferentes, siendo así poseedores de un peculiar privilegio que hace de esta región y de sus vinos un deleite para la vista y el paladar.

Nos encontramos pues con un amplio abanico de caracteres y colores que se fusionan de forma mágica aportando cada uno de ellos al vino resultante un toque característico que lo completa de manera “picaresca” y maravillosa.

Maridaje:

Mientras preparo la lectura caliento una taza de té y pongo una vela de miel sobre la mesilla, un segundo después me encuentro entrando atropelladamente en una acogedora casa de piedra para protegerme de la lluvia, en la recepción una chica de simpático acento inglés me indica donde puedo entrar en calor:   el fuego encendido, un cómodo sillón con grandes orejeras y una manta pesada y suave sobre mi regazo ¡esto es vida!

No sé cuanto tiempo he dormido… despierto sobresaltada por un olor dulzón que inunda toda la estancia, ¿violetas tal vez?, no consigo definir con claridad ese aroma que me resulta tan familiar… ¿fresas?

Dejo caer la cobija y dirijo mis pasos hacia “no sé donde” guiada solo por aquello que mis sentidos, algo aletargados, son capaces de percibir.

Al final del pasillo se encuentra la cocina y el perfume es cada vez más intenso, más fresco, como de leña recién cortada; decido entrar sin hacer demasiado ruido; hay cajas de Rioja apiladas contra la pared y varias botellas vacías sobre la mesa, todo está algo revuelto y en el fuego una olla llena de un brillante liquido color rojo cereza está a punto de hervir, ahora el regaliz acapara todo el protagonismo, penetrante y acogedor.

Pizcas de clavo y jengibre se cuelan por mi nariz y veo como, sobre las enormes burbujas moradas que se forman en la superficie, pasean un par de hojas de laurel… ¡¿vino caliente y especias?!

No puedo evitar probarlo y una lágrima fugaz cae sobre mi mejilla: sabe a mañana de 25 de diciembre, a hogar, a familia, a recuerdos felices, a “tenemos un café pendiente”.

¿Te atreves a experimentar y hacemos realidad este “sueño”?

Recomendación de acompañamiento para la lectura:

bot-cruzadovendimia-2012

Gómez Cruzado Vendimia Seleccionada 2013

(Tempranillo 50% Garnacha 50%)

DOCa Rioja

Bodegas y Viñedos Gómez Cruzado.

Un vino fácil de beber y de taninos suaves perfecto para calentar y condimentar al más puro estilo nórdico. Skål!

Fuente: Ilustración y redacción By Mari Paz C. Z.

Anuncios

¿Cuál es tu sensación con este Buche? Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s