Bodega en casa…conservación de nuestros vinos

Bodegacasa

Los vinos están muy ligados a su entorno, esto significa que dependerá de los factores que inciden en él, su evolución y conservación. Para preservar su vida y guardarlo durante el tiempo necesario, aprenderemos algunos trucos que ayudarán a que lleguemos a su punto óptimo y poder disfrutar de todas sus características.

Los consejos en cuestión de conservación son variopintos, pero en este caso vamos a hablar de eso trucos necesarios para que nuestra mimada bodega preserve a nuestros vinos de la mejor manera posible y podamos disfrutar de esa degustación de manera que no nos llevemos sorpresas.

¿Me acompañas descubrir los trucos para poder montar la bodega?

La temperatura debe ser lo más estable posible. Entre 10ºC y 14ºC, sin llegar a superar los 18ºC. Recordemos que cuanto más baja sea la temperatura ambiente más prolongaremos la vida de nuestros vinos, ya que no provocaríamos a la evolución en botella.

La luz es un factor determinante en cuanto al almacenamiento de los vinos. Las zonas de guarda deben ser lo más oscuras posibles, ya que los dos factores que evolucionan a los vinos son la luz y la temperatura y si somos capaces de encontrar el equilibrio perfecto la vida de nuestros vinos será la más adecuada para cada uno de ellos.

La humedad es necesaria para que los corchos no se resequen ya que si esto pasara se provocaría una evaporación de parte del vino acelerando el proceso interno de oxidación, picando o haciendo rancio al vino.

El nivel de humedad debe rondar entre el 70% y el 80%. Si se lleva un control con herramientas que nos faciliten estos datos, estaremos más que preparados para conservar nuestros vinos de manera correcta.

La ventilación y las vibraciones también son factores que pueden influir en nuestros vinos, por ello hay que tener una buena ventilación ya que permitirá prevenir formación de olores no deseados, así como también hay que tener en cuenta que los olores del ambiente también influyen en el vino puesto que el corcho es permeable y podrían atravesarlo hasta llegar a nuestro vino. Y las vibraciones aceleran los procesos internos de nuestro vino, por ello es mejor evitarlas.

factores conservación

La posición de las botellas para los vinos tranquilos debe ser tumbadas, ayudando a que el corcho esté húmedo y ayude a su expansión para permanecer lo más hermético posible. Por el lado, los vinos espumosos, es recomendable mantenerlos de pié en vertical, así el tapón no pierde elasticidad y el gas carbónico se mantiene mucho mejor. Tumbados o verticales, nuestros espumosos no deben permanecer más de un año en nuestra bodega a no ser que estemos hablando de espumosos de añada.

¿Dónde ubico mi bodega?

La ubicación estará supeditada en gran medida al espacio que tengamos para confeccionarla, por ello debemos tener en cuenta el lugar más fresco y oscuro del que dispongamos.

Consejo:

Si no disponemos de un lugar óptimo para conservar nuestros vinos, dónde podamos asegurar una temperatura y luz correcta, unos niveles de humedad y tranquilidad para su conservación, lo mejor será beberlos antes de que se echen a perder.

Por último, y a modo de curiosidad, si llegas a tener barricas en casa, no olvides mantenerla siempre llena.

Preparados, VINO…SU PRECIO!!!

Anuncios

¿Cuál es tu sensación con este Buche? Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s