Bodega Descalzos Viejos…

JESUS ROCANDIO Oratorio trinitario

A la hora de descubrir Bodegas, lo único que me planteo es que me aporten esa experiencia que acompañada de sus vinos hagan de ese día una sensación de haber vivido algo sin igual, de haber aprendido, de haber disfrutado y, sobre todo, haber estado con los cinco sentidos a flor de piel…

Doy fe que de la bodega que les hablaré , su historia y sus vinos transmiten ese algo más que te hacen saltar las lágrimas de sólo escuchar hablar a sus paredes, de sentir ese aire soleado que te roza la piel mientras das ese buche…

Vamos a descubrir sus secretos…

Descalzos Viejos

Historia, arte, dedicación, esfuerzo, sentimiento y ganas, muchas ganas de luchar por la tierra que tanto te da sin pedir más que cariño y saber hacer…

En 1505 con “Carta de Privilegio” para la instauración de los Trinitarios Calzados, otorgada por Juana La Loca, comienza la historia en Ronda de lo que hoy es la  bodega Descalzos Viejos.

De Manos de Paco, revivimos desde un prisma muy singular, los escritos de la época, haciendo referencia a esos que cuentan cuando los Calzados se acomodaron en la ciudad de Ronda por la dureza de la vida en el convento antiguo, que ya estaba casi en ruinas,  y aparecieron  11 Trinitarios Descalzos, hacia el año 1608, que se encargaron de devolver la vida a aquel edificio con sus huertos en terrazas, desafiando a las paredes verticales que hoy por hoy son jardines de frutales de ensueño.

Pasear entre los naranjos y el granado centenario, escuchar el recorrido del agua por toda la finca, sentarse en la alberca para apreciar la belleza del Tajo,  deleitarse con la postal de Ronda o la hoya del río Guadalevín.  Mirar al sur, embriagarse del olor, bañarse en luz e historia, entender el sabor de sus vinos, su procedencia, su frescura… Adivinar un rudimentario acueducto entre las piedras que aún siguen en pie, sentirse al abrigo de esa magnifica pared empedrada que confiere un microclima único mirando al sol… toda una Experiencia sin igual!!

Su Convento, humilde y silencioso, austero y  frío a lo lejos, pero cálido en cuanto fijas tu mirada en las Santas Justa y Rufina que observan el paso de los años impasibles y que si te paras a mirarlas, cual Descalzo Trinitario, parecen agradecerte desde las alturas, que no nos hayamos olvidado de ellas, y te observan silenciosas y hasta sonrientes, en los frescos de quien seguro fue un gran maestro de la época. Ahora las barricas proporcionan el contraste con lo antiguo, le dan solera, le dotan de una magia exquisita.

El trabajo de Paco Retamero y Flavio Salesi para crear “Descalzos Viejos” surge cuando descubren que el potencial arquitectónico es único y que antes de la Desamortización de Mendizábal, parte del terreno había estado plantado de viñas que posteriormente se perdieron en la época en la que la filoxera (s. XIX) acabó con la totalidad de los cultivos de vid de la zona. Eso, unido al espíritu emprendedor que los define y de la mano en la actualidad de Vicente Inat como enólogo, nos sitúan en un concepto de bodega en el que se une tradición, historia, esfuerzo, ilusión y amor por el producto y la tierra. 

contact1-01-2

La familia de Descalzos Viejos, son los responsables de que la experiencia suponga un entender, un aprender, o simplemente un valorar lo que se tiene desde el respeto y el trabajo en equipo, desde la más sincera y humilde dedicación, proporcionando a cada visitante ese ALMA que, personalmente, me cautiva del mundo del vino…

Sus Vinos

dv

vin dv

Y como nos anunciaban en su original postal de Navidad…Las Santas reposan su magia para sorprender aún más!!

1484090_10152152882964853_1877234352_n

Después de lo vivido, no quiero y no puedo dejar de hacer una crítica al olvido, crítica al no dar valor a lo que hay en estas tierras, que son parte de nuestra historia, que forman parte del aquél que hace que seamos hoy; crítica a la comparación para desmerecer el trabajo y el esfuerzo de las manos que, con cariño, pretenden llegar al corazón de una manera sana como lo es el vino, respetando la tierra y sabiendo qué esperar de ellos, con esa sutileza de ese buche fresco, rodeado de naturaleza y sentimiento. Crítica a muchos que después de puesto en pié las ruinas, quieren firmar como si de ellos dependiera, el gran esfuerzo plasmado en la recuperación de la historia y de la tierra. Crítica a quién se viste de seda y no entiende el trabajo, cuando simbólicamente se le pone nombre económico. Crítica a la vista gorda de aquellos que prefieren defender lo conocido antes que lo que no lo es tanto pero sigue patrones de calidad increíbles.

Esto busco, busco que si me enamora nuestro amigo el Vino por sí sólo, existan creadores capaces de plasmar lo que hacen y te lo hagan vivir, para no sólo entender ese buche sino que vivirlo con los cinco sentidos…

Descalzos Viejos

Herencia buscada, trabajo del alma, vinos con carácter…

Simplemente Gracias!!

 Foto: Iglesia-bodega que hizo Jesús Rocandio con motivo de la exposición “Al Vino Foto” organizada por el Consejo Regulador de Málaga.

Anuncios

¿Cuál es tu sensación con este Buche? Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s